Domingo, 19 de Noviembre de 2017 Actualizado: 18:55 h.
Buscar

MARÍA MUÑIZ MARCELO

Ruth Beitia logra el oro en salto de altura

Supone el primero y único en atletismo desde Barcelona 92

A sus 37 años, la atleta cántabra Ruth Beitia se proclama por fin campeona olímpica de altura con un salto de 1,97 metros, después de retirarse de su carrera deportiva tras los Juegos Olímpicos de Londres en 2012, donde ocupó el cuarto puesto de la clasificación con una marca de 2,00 metros, superior a la que ha conseguido en Río, pero que no le permitió subirse al podio para despedirse de un entrenamiento que ha durado 26 años.

Se trataba de una final en la que 17 atletas de diferentes edades habían conseguido saltar los 1,94 metros de altura exigidos para pasar la clasificación automática.

Ruth Beitia, triple campeona de Europa con victorias en los mítines de la Diamond League de Oslo, Estocolmo y Londres, fue la primera en intervenir, saltando 1,88 como también lo hicieron el resto de atletas. Después la marca subió al 1,93, donde cayeron cinco, y siete más en la siguiente altura (1,97).

La española iba primera, ya que no había cometido ni un solo fallo en ninguno de los saltos. Junto con la búlgara Mirela Demireva, la croata Blanka Vlasic, y Chaunte Lowe, líder mundial del año con 2,01, tuvo que enfrentarse por último a la barra de 2,00 metros de altura.

Gracias a un salto limpio y perfecto de 1,97 metros, la atleta española se proclama campeona en esta categoría, seguida por Demireva y Vlasic, que saltaron lo mismo que Ruth pero con más fallos.

Ruth Beitia, hija de jueces olímpicos y hermana de atletas, abandonaba esta vida tras los pasados Juegos Olímpicos donde rozó el bronce. Pero decidió volver este año a Río de Janeiro para cumplir su sueño: ganar una medalla olímpica. Aunque su victoria va más allá convirtiéndola en la primera mujer española campeona olímpica de atletismo.