Jueves, 23 de Noviembre de 2017 Actualizado: 11:54 h.
Buscar

EFE

SafetyPay comienza a operar en Bélgica, consolidando su impronta en 21 países

En los últimos tres años, la compañía a registrado global significativo 

SafetyPay, una plataforma segura de pagos en efectivo, ha anunciado el comienzo de sus operaciones en Bélgica. El ingreso a este país europeo marca la presencia de SafetyPay en 21 países de Europa y las Américas (del Norte, Central y del Sur).

La inauguración de la oficina de Bélgica se encontraba entre las prioridades de la compañía y cumple uno de sus objetivos de negocios, que consiste en la expansión de sus operaciones en Europa. Con el propósito de asegurar su éxito en Bélgica, SafetyPay se ha ajustado a la realidad y las características de dicho país con la visión de ofrecer productos y estrategias a la medida. "Nuestra meta principal es hacer que SafetyPay sea reconocida en el mercado. La percepción de la marca es una técnica de ventas inteligente para captar la adhesión de los comerciantes minoristas, quienes desempeñan un papel fundamental en el proceso", explica Gustavo Ruiz Moya, Director Ejecutivo de SafetyPay.

En Bélgica, el 90% de la población de más de 11,3 millones de personas tiene acceso a Internet. La mitad de este público está habituado a hacer compras online, generando ingresos por concepto de e-commerce de aproximadamente US$3.000 millones al año. En vista de estos datos de mercado, SafetyPay vio una gran oportunidad para ofrecer sus servicios a los comerciantes minoristas belgas que desean ofrecer a sus clientes una solución de pago multicanal e internacional que sea independiente de los métodos tradicionales.

A lo largo de los últimos tres años, las ventas de SafetyPay han crecido más de 400% a nivel mundial. La expansión de su gama de productos y la inauguración de nuevas oficinas, sumadas al deseo de ayudar a los comerciantes minoristas a aumentar sus ventas a través de e-commerce mediante la oferta de conveniencia y seguridad a los consumidores online, han asegurado la consolidación de la compañía.

"El crecimiento que hemos alcanzado es fruto de las inversiones en tecnología, la innovación en nuestro portafolio de productos y la dura labor de nuestro equipo dedicado y altamente calificado", comenta el Director Ejecutivo de la compañía.

SafetyPay, que ha estado operando desde 2007, es una compañía de vanguardia que reúne al sector financiero con el tecnológico (FinTech). La conveniencia de las compras online y la seguridad de los pagos en tiempo real a través de la banca por Internet, permite a cientos de millones de consumidores comprar en cualquier establecimiento del mundo y pagar en la moneda local directamente desde sus cuentas bancarias, sin necesidad de una tarjeta de crédito o comprobante de pago. La asociación de SafetyPay con casi 100 bancos de todo el mundo, así como con corresponsales bancarios, ofrece una conveniencia y seguridad total en las transacciones, tanto para los comerciantes como para los consumidores.