Sábado, 25 de Noviembre de 2017 Actualizado: 03:14 h.
Buscar

MARÍA MUÑIZ MARCELO

Las acciones de McDonald’s se disparan en Japón gracias a Pokémon Go

El juego, que acaba de llegar al país nipón, podría firmar un acuerdo con la cadena de restaurantes

Este miércoles llegaba a Japón el juego para teléfonos móviles que tanto está dando de qué hablar: Pokémon Go. La aplicación, que ya está disponible en Estados Unidos, Australia y Europa, llega ahora al país asiático, donde Nintendo firmará un acuerdo con McDonald’s para lanzar el juego en dicho país.

Esta ha sido una idea de su creador, Niantic, para aumentar el ya creciente éxito del juego. La aplicación gratuita ya no obtendrá sus ganancias solo de las microcompras que los usuarios pueden realizar mientras juegan, sino que ahora también existirán los denominados “lugares patrocinados”, que funcionan como publicidad, beneficiando a ambas marcas.

Por eso, mediante el acuerdo entre McDonald´s y Nintendo, 3.000 restaurantes de la cadena se convertirán en “pokéstops” o “gimnasios pokémon”, que son los lugares donde los jugadores pueden enfrentarse a otros o encontrar nuevas criaturas.

La mejora del juego resultante de la alianza entre las dos empresas todavía no ha visto la luz, ya que la aplicación acaba de llegar a Japón, pero no cabe la menor duda de que atraerá a muchísima más clientela a los restaurantes, gracias a la fiebre que se sufre ahora mismo en todo el mundo.

Desde su lanzamiento, Pokémon Go se ha convertido en el videojuego por excelencia allá donde va. Gracias a él, Nintendo ha duplicado en pocos días el valor de sus acciones en la Bolsa de Tokio, pasando de los 14,8 yenes por acción a los 30,7 yenes.

Así también se sitúa en el ranking como la aplicación más descargada tanto en iOS como en Android de los mercados donde ya está disponible, ya que es gratuita aunque tenga la posibilidad de realizar compras en su interior.

El videojuego que comenzó como una broma de Google se ha convertido en una realidad que cada vez toma más y más fuerza y llega a todos los rincones del planeta.