Sábado, 25 de Noviembre de 2017 Actualizado: 03:14 h.
Buscar

EFE

El 45 % de las personas se apoyan en créditos rápidos para afrontar imprevistos

Esto incremento a raíz de la crisis

"A pesar de que una de las ventajas de los créditos rápidos es que no se necesita una justificación para solicitarlos, casi la mitad de los solicitantes dicen que acuden a ellos para abordar gastos inesperados en el presupuesto.
La crisis económica que golpeó el sistema financiero y el bolsillo de los ahorristas del país en 2008, fue el entorno que propició la necesidad de las entidades online que hoy se encargan de proveer los denominados créditos rápidos y minicréditos. Y es que a día de hoy, son muchos los españoles que hacen uso de estas plataformas para hacerse con una solución inmediata a la falta de liquidez.
De acuerdo a un estudio publicado por el portal Evolución, del 44.93% de personas que justificaron el uso de estos créditos rápidos, un 11.83% lo hicieron para realizar el pago de una factura cuya suma sobrepasa lo esperado, mientras que el 8.37% hizo uso de ellos para efectuar una compra puntual de alimentos a fin de mes. El 7.78% recurrió a los minicréditos para cubrir gastos relacionados al coche como reparaciones o multas. De igual forma, el 6.12% solicitó estos créditos para hacer frente a la renta y finalmente el 0.81% echó mano de esta modalidad para pagar otro préstamo.

Créditos puntuales, no habituales
Es por ello que a pesar de su popularidad, esta creciente modalidad de financiación no viene a desplazar a los créditos convencionales. En realidad, cubre las necesidades que surgen ante la dificultad de ahorro que plantea la realidad del país y que expone a los ciudadanos ante gastos apremiantes. Es común ver a las personas recurrir a los anticipos de nómina, a la tarjeta de crédito o al cobro de cheques de forma anticipada, sin embargo, cuando estos recursos se han agotado entran en escena un amplio abanico de plataformas digitales con sus créditos rápidos.
El avance de esta clase de créditos se debe a varias razones que se deducen en lo descrito hasta ahora. En términos de rapidez, son los préstamos más expeditos del mercado. En la mayoría de los casos puede tenerse acceso a los créditos rápidos en un plazo de 24-48 horas y en el caso de los minicréditos hay empresas que permiten tener el dinero en la cuenta en espacio de 15 minutos.
Además, las entidades que se encargan de emitir estos créditos no se rigen por las férreas condiciones que exige la banca tradicional para su acceso. Mucho menos cuando se trata de personas que poseen algún ingreso regular. El 90.87% en la ratio de aceptación y los 14.000 créditos concedidos que refleja la empresa emergente Creditozen, por ejemplo, representan una muestra de lo sencillo y eficiente que resulta acceder a esta modalidad de préstamo para resolver gastos extraordinarios.
Por último, la privacidad online es otro de los alicientes inherentes a esta modalidad de préstamo que permite a los usuarios realizar las gestiones por Internet sin tener que exponer explicaciones ante determinadas circunstancias de escasa liquidez.